Consulta matrona ginecología

  • Asesoramiento anticonceptivo
  • Problemas con las relaciones sexuales
  • Cuidados en la menopausia
  • Visita preconcepcional (cuidados antes del embarazo)
  • Exploración vaginal, especuloscopia
  • Dudas sobre salud ginecológica en general

La figura de la matrona suele estar relacionada con el mundo de la maternidad, de embarazo y del parto. Pero realmente puede hacer muchas cosas más, ya que nuestras funciones abarcan toda la vida sexual y reproductiva de la mujer.

Podemos ayudarte a elegir el método anticonceptivo que mejor se adapte a ti y a tus necesidades, teniendo en cuenta tu estilo de vida y tu manera de entender la sexualidad. Es importante que como mujeres podamos escoger cuándo y cómo queremos ser madres.

También es interesante realizar una consulta antes de empezar a planificar un embarazo. Repasar tus antecedentes, tus hábitos y tu estilo de vida es importante para poder iniciar el embarazo con una salud óptima. La suplementación con ácido fólico y cómo abandonar los anticonceptivos, son dos temas estrella en los meses previos a la búsqueda de embarazo.

La consulta preconcepcional es una herramienta muchas veces infrautilizada, que puede ser de gran ayuda para prevenir problemas de salud en la futura mamá.

Además de todo aquello relacionado con la anticoncepción y la búsqueda de embarazo, también podemos ayudarte a resolver dudas sobre tu sexualidad. En ocasiones surgen dificultades, falta de deseo o molestias, que con un asesoramiento adecuado pueden mejorar.

El momento de la retirada de la menstruación (climaterio y menopausia) es una etapa clave para muchas mujeres, en la cual se sobrevienen algunos cambios, y no todas las mujeres los sienten igual. Con la matrona puedes repasar qué cuidados especiales necesitas durante este periodo y qué puedes hacer para sentirte mejor.

La salud ginecológica es vital para cualquier mujer, y es importante seguir los programas de cribado establecidos (para el cáncer de cérvix y el de mama). Pero en ocasiones surgen molestias o problemas que requieren de valoración. Podemos realizar una exploración ginecológica básica, para detectar determinadas alteraciones, y valorar si es preciso derivar a otro profesional.