INESTABILIDAD CRÓNICA DE TOBILLO

Tobillo roto
23
Sep 2019

¡Me he hecho un esguince y desde entonces mi pie no ha vuelto a ser el mismo!

¿Te suena esta frase? La inestabilidad crónica de tobillo se define como la incapacidad para mantener la movilidad normal del tobillo, perdiendo el control del mismo en determinadas situaciones.

Esto, se traduce en esguinces de repetición y en una sensación constante de inseguridad durante la realización de ciertas actividades funcionales.

La persistencia en el tiempo tras la lesión de síntomas como:

  • Laxitud ligamentosa.
  • Pérdida de propiocepción.
  • Disminución del rango de movimiento.
  • Edema permanente.
  • Aparición de dolor durante ciertas actividades.
  • Sensación de inestabilidad

    Se ha denominado inestabilidad crónica de tobillo.

Con el objetivo de homogeneizar el concepto de inestabilidad crónica de tobillo, se establecen una serie de datos referentes a la duración de los síntomas y recurrencia de la lesión.

Un periodo de 6 meses y al menos dos esguinces son los datos más comúnmente extendidos en literatura científica.

Pero, ¿que síntomas son típicos en esta lesión?

Dolor residual, rigidez, e hinchazón. El paciente suele referir como doloroso algún movimiento concreto o algún punto concreto en el recorrido de los ligamentos peroneoastragalinos, además de ser visible una hinchazón y rigidez en comparación con el pie sano.

Desde el equipo  de fisioterapia de Aequus, tratamos la patología con INDIBA ACTIV 9 ® para ayudar a revertir el dolor y bajar la inflamación de tu tobillo lesionado, además de combinar con terapia manual y ejercicios activos para mejorar el rango articular.

Tobillo roto

Déficit propioceptivo: la propiocepción del tobillo está controlada por los mecanorreceptores situados en el ligamento lateral, este ligamento se puede ver comprometido al producirse un esguince de tobillo, estos receptores pueden verse afectados.

Cuando se produce un déficit de información debido a un deterioro de los receptores propioceptivos se producirá una inestabilidad funcional.

Esta, puede perpetuarse en el tiempo debido al mal funcionamiento de los sistemas de control, haciendo que se produzcan los llamados esguinces de repetición, por esta falta de control motor.

Déficit fuerza inversora/ eversora: el déficit en la fuerza en la musculatura que actúa sobre la articulación del tobillo es causa responsable de sufrir un esguince de tobillo y desarrollar inestabilidad.

Déficit en el control postural: incapacidad para mantener la estabilidad en apoyo monopodal sobre una superficie estrecha es causa de aparición de inestabilidad de tobillo.

Para recuperar la propiocepción, la fuerza inversora/eversora, y el control postural, se deberán hacer unos ejercicios específicos para tu inestabilidad que ayuden a revertir el cuadro doloroso.

Lucía Piñeiro Rego. Fisioterapeuta Col. 1525
+Info 601355816

ABOUT THE AUTHOR

raigadadigital

Leave A Comment