Luna Sobrón: “Golf y Pilates, el binomio perfecto”

14
Dic 2020

Para los que no conocéis a Luna Sobrón, ella es jugadora profesional de golf, además de una bellísima persona, con un currículum realmente impresionante.
En él, destaca su triplete en el Campeonato de España de Golf 2018, 2019 y 2020, siendo una de las dos jugadoras que lo han conseguido de forma consecutiva en toda la historia del golf femenino.

La segunda posición en The Saudi Ladies Team Intenational 2020, ganadora del Letas SGT LERMA 2020. Actualmente ostenta la posición 232 del Ranking Mundial de Golf Femenino (Ranking Rolex).

Acudió a nuestras instalaciones de Estudio Aequus buscando un revulsivo a nivel físico y salud, como describe en su carta:

“Después de cumplir un año de entrenamiento con Estudio Aequus, me doy cuenta de la cantidad de cosas que se puede mejorar en la preparación física de un deportista profesional desde un entrenamiento con un punto de vista más holístico.

La frase de “menos es más” no puede ser más acertada, ya que con un “poco” de esfuerzo, más consciencia corporal y fuerza de voluntad, los cambios son espectaculares.

Abrí la mente a un entrenamiento totalmente diferente a los recibidos durante toda mi carrera deportiva.

Empecé en Estudio Aequus porque estaba muy acortada muscularmente, con falta de giros y movilidad, siendo estos mis principales objetivos. Soy jugadora profesional de golf, y necesitaba un cambio en mi cuerpo, para hacerlo más estable y sin dolores musculares.

Después de reunirme con Guillermo y Elena, nos pusimos estos objetivos: conseguir mayor estabilidad, ser más flexible, mejorar la rotación y movilidad.

Quien lo diría, ya ha pasado un año, un año muy complicado para todos… pero mis objetivos con Aequus se han cumplido con creces, he mejorado mucho en flexibilidad.

Lo más visual a la hora de llegar a tocar la punta de los pies, más amplitud en rotaciones en el swing y giros.
Con el core fortalecido de forma diferente, más interno e intenso, sin atrofia muscular, consiguiendo más potencia y fluidez en mis golpes.

Con la lumbar más protegida, además me he impuesto una rutina de estiramientos diarios, marca de la casa de la instructora Elisa.

Todo ello me permite entrenar sin resentirme, pudiéndome centrar en lo técnico. Sobre todo he conseguido quitarme dolores a la hora de acabar las rondas de golf en los torneos.

Se me cargaban mucho las lumbares, además consigo acabarlos más fresca físicamente, en parte porque además de entrenar los músculos implícitos de mi deporte, trabajo músculos que nunca había sentido.

Ahora estoy en un momento de mi swing de golf muy bueno, ya que con este tipo de entrenamiento, más funcional y consciente, he conseguido adaptar los cambios técnicos que anteriormente me eran más complicados o que mecánicamente no podía.

Mejorar los acortamientos, la fuerza, la estabilidad, la movilidad y flexibilidad, cada “pequeño” rango de movimiento, todo ello ha sido un gran logro para la consecución de mis objetivos

Con esto no quiero decir que ya está, ni mucho menos, como me dicen en Estudio Aequus “esto solo es el principio” … y por supuesto voy a por más, hay que seguir con constancia y mejorando día a día un poco más.

¡Gracias Estudio Aequus por apoyarme y cuidarme!”

Muchas gracias a ti Luna, por tu confianza y tus ganas de mejorar.

ABOUT THE AUTHOR

Estudio Aequus

Leave A Comment