Pilates contra la depresión

depresión
03
Ene 2020

Si a muchos de nosotros/as nos hablan de salud, inmediatamente pensamos en dolencias físicas que nos impiden hacer una vida normal o que al menos la dificultan.

Sin embargo hay enfermedades como la depresión que no se ven y pueden ser más graves que las físicas. Cuando hablamos de enfermedades mentales, hablamos de dolencias internas en ocasiones difíciles de detectar, entender y tratar.

Ansiedad y depresión

No se trata como mucha gente piensa, de “malas rachas”, de una simple falta de motivación, de pereza ni dramatismo. La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en nuestro día a día.

En muchos casos, la depresión viene acompañada de ataques de ansiedad, la cual aparece y se desarrolla ante casos que se perciben como amenazantes por la persona que padece tal trastorno.

Cómo superar una depresión

Siempre será necesario acudir a profesionales en psicología y/o psiquiatría, que nos diagnostiquen y guíen en esta carrera de fondo. Esta persona te guiará y evaluará tanto tu estado actual como tu evaluación.

Pero, ¿qué puedo hacer por mí mismo/a?

Además de los consejos de tu psicólogo o psiquiatra, podemos intentar modificar hábitos de nuestro día a día que nos hagan sentirnos mejor con nosotros/as mismos/as.

No es la primera vez que leas esto, pero no nos cansaremos de repetir los beneficios del ejercicio físico son altamente beneficiosos desde el punto de vista físico como del mental.

Por ello actividades como el pilates ayudan a pacientes a generar endorfinas que mejoran el bienestar de tu organismo. Pero no es sólo lo que el Pilates suma, si no lo que resta siempre de forma beneficiosa para nosotros/as.

Cuando hacemos ejercicio físico, logramos liberar la mente ayudándonos a salir de ese laberinto, ese bucle de pensamientos negativos, que a su vez son el combustible perfecto para la ansiedad.

Esto no significa que las personas que practican deporte sean inmunes a la depresión, aunque sí que reduce su riesgo en un alto porcentaje.
Comprender esta enfermedad es vital no sólo si la padecemos, si no que será de gran ayuda sin algún familiar, amigo/a, compañero/a de trabajo la padece.

Porque no, no es un bajón, no es suficiente con un “anímate” o con un “eso se te pasa saliendo más”. Se trata de una enfermedad continua que una persona padece durante años y que condiciona completamente su vida y que cualquier puede sufrir.

ABOUT THE AUTHOR

raigadadigital

Leave A Comment