¿Solución al dolor lumbago-sacro?: Fisioterapia

caso de exito
18
Feb 2020

Hoy, en Estudio Aequus queremos mostrar con un caso real, la evolución a un dolor cada vez más común entre la población. Mostramos como solución al dolor lumbago-sacro ejercicios de Fisioterapia en Palma de Mallorca.

En este caso clínico de dolor en la articulación sacroilíaca y lumbar, nuestra fisioterapeuta Marina Contreras os explicará la evolución de una paciente con tratamiento basado en terapia manual, INDIBA, ejercicios terapéuticos y TRX.

Contexto y aplicación de la fisioterapia

En septiembre, recibimos la llamada de una una paciente desesperada en nuestro Estudio de Pilates y Fisioterapia, muy enérgica y exigente (como cualquier otro paciente que lleva meses con dolor y sin conseguir de ninguna manera solución a su problema).

Además, desesperación, ya que es agotador tener que acostumbrarse a vivir con dolor, como si fuera algo “normal” en tu vida.

Se trata de una chica joven, sin antecedentes, realiza ejercicio y le diagnostican “sacroileitis” (inflamación de la articulación Sacro-Iliaca) y mucha medicación para patologías degenerativas y antiinflamatorios muy potentes.

Antes de realizar cualquier tipo de ejercicio de fisioterapia, hacemos una valoración inicial para aunar las pruebas que tiene cada paciente.

Junto con la sintomatología podemos tratar de llegar al problema que genera el dolor y poder ser lo más eficientes y profesionales. Estudiamos sus pruebas y hacemos un plan de tratamiento y seguimiento de evolución.

Caso Clínico

Diagnóstico médico: “sacroileitis”. Dolor en zona articular constantemente, de pie, al girar o agachar, siempre. Le incapacita y molesta en todas sus actividades diarias y sólo alivia tomar medicación y tumbarse.

En la valoración observamos desalineación postural junto con una hipotonía en glúteos y faba abdominal (como puntos más importantes), la informamos del proceso y evolución esperada y de cómo trabajaremos para de conseguir mejoría.

El tratamiento constó de control postural, aumento del tono muscular y relajación de tejidos de manera manual y movilización de estructuras oseas, activación de musculatura “dormida” (stabilizer), concienciación y mucho trabajo activo.

Optamos en este caso por un tratamiento de fisioterapia. INDIBA nos ayudó a agilizar todo este proceso de reparación en el cual conseguimos una evolución excepcional, así como la gran implicación por parte de la paciente.

Conseguimos mejorar el dolor, disminuyó un 99%. Siempre queda una molestia residual que como paciente que es y persona que sabe que ha mejorado tanto, quiere estar al 100%. ¿Y por qué no?

Reevaluación tras el tratamiento de Fisioterapia

Los tests salieron bastante bien, sólo en movimientos muy concretos había una molestia sutil y el recuerdo de que en algún momento había tenido un dolor constante en ese punto.

Reprogramamos la actividad y comenzamos con trabajo activo más global con implicación de más musculatura, de mayor activación y por tanto mayor intensidad.

Nos fue muy bien en trabajo con el TRX, además la paciente estaba cómoda y le motivaba este dispositivo. Lo mejor que tiene el TRX es que nos sirve tanto para ayudar cómo a dificultar la actividad por tanto se puede combinar de muchas maneras. Trabajamos global y analítico. Y mucha propiocepticón.

Y SÍ, después de 2 meses de trabajo intenso, mejoras constantes y recaídas puntuales (porque la rehabilitación no es una mejora exponencial y constante…tiene sus altibajos como una montaña rusa).

LO CONSEGUIMOS.

Porque en este caso, y cada paciente es un caso completamente diferente, el tándem paciente-fisioterapeuta fue muy bueno y gracias a ello el tratamiento fue un éxito.



GRACIAS A.A. POR TU CONFIANZA
 
Marina Contreras Fisioterapeuta Col.1520

ABOUT THE AUTHOR

raigadadigital

Leave A Comment